POSICIONAMIENTO WEB EN MADRID


redes sociales para insensatos

http://www.periodistashoy.es      

Dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos. Pues en redes sociales parece estar casi en peligro de extinción. No sabemos si es por ingenuidad, carencia neuronal, o simple subidón 2.0 sin más. Pero, como bien ha dicho hoy nuestra compañera Patricia Hernando en su post, hay cada uno… Insensatos del mundo, si formáis parte del Social Media, tomad nota:

 1. No hagas check-in al llegar a tu casa, de hecho, tu casa no debería ni siquiera estar dada de alta en Foursquare ni en ninguna red que utilice el geoposicionamiento. ¿Le irías diciendo por la calle, al primero que pasa, dónde vives? Y aún peor, ¿le avisarías cuando te vas y dejas tu hogar solo? Pues eso.

2. Google Latitude y aplicaciones similares. ¿Os gustaría llevar un geolocalizador encima que fuera reportando dónde estás en todo momento? Igual, por algún motivo, te puede interesar o no te importa que tus amigos sepan dónde estás. “Yo no tengo nada que ocultar”, dirán algunos. ¿Pero estamos seguros que en las redes sociales sólo nos están viendo nuestros amigos?

3. “Quiero tener un millón de amigos”. Esto, como título de una estupenda canción, está muy bien, pero no es necesario que lo llevemos al campo de las redes sociales. ¿En serio que eres capaz de tener más de 500 amigos? Hay mucha gente que tiene una infinidad de contactos en redes sociales, sus perfiles no dan abasto. No tenemos ningún problema en aceptar sus solicitudes de amistad, pero, lo peor de todo, es que muchas veces no tomamos ningún tipo de precaución en restringirles la entrada a cierto tipo de información personal. Total, son sólo 500 personas y a más de la mitad no las conoces de nada…

4. Cuidado con las aplicaciones fraudulentas. ¿En serio te interesa tanto saber quién visita tu perfil? Si quieres saber si una determinada persona se pasa diariamente por tu muro y no se pierde ninguna de tus fotografías, pregúntaselo y punto. Es muchísimo mejor ese derroche de sinceridad que le entregues todos tus datos (y todos los de tus amigos) a una aplicación que al final hará poco más que spamear a todos tus seguidores y crear una estupenda base de datos a tu costa.

5. No subas fotos comprometidas: Y si quieres subirlas, no comprometas a la gente. Se nos pueden ocurrir miles de ejemplos para ilustrar este punto:  fiestas, borracheras, estados catastróficos, fotos de niños… Te aconsejamos que no las subas, pero, si lo haces, no etiquetes a nadie. Si quieres meterte en un lío hazlo tú solo. En las redes sociales está bien compartir, pero hasta cierto punto. Los marrones te los puedes quedar en exclusiva.

6. Somos esclavos de nuestras palabras: Si no quieres que alguien sepa algo, no lo digas. Este consejo parece básico pero conviene recalcarlo si estamos dentro de un manual llamado “uso de redes sociales para insensatos”. En redes sociales hay más fisgones de los que podamos imaginar, gente que sólo se hace una cuenta para cotillear. Otro consejo básico: piensa antes de hablar o, en este caso, postear.

(Fuente: posicionamientowebmadrid.com.es)